Carla Crosh probando unos consoladores gigantes

Carla Crosh probando unos consoladores gigantes.
La ninfómana de Carla Crosh saluda a la cámara esbozando una pícara sonrisa, de reojo, no pierde detalle del montón de juguetitos que le hemos preparado para que pueda explayarse un nuevo y excitante “Pollazas de goma”. Todo está preparado así que… ¿Para qué esperar más?
Varios consoladores con forma de pene y una enorme piña negra de exageradas dimensiones son sus herramientas de trabajo, empieza echando mano a la “chiquitita”, y la utiliza para abrir camino en su depilado coño, “Esta es como si te metieras un tornillito” asegura la fogosa rubia.
“Mmmmmm esta, que grande” asegura Carla mientras agarra con decisión un larguísimo pene de plástico que no tarda en llevárselo a su entrepierna, a esta chica le encanta jugar con todo este tipo de artilugios, y estamos convencidos de que en su casa hace acopio de un gran número de ellos.
¿Queréis ver cómo me meto las dos? Pregunta a la cámara con mirada desafiante… y ¡¡Ahhhhhh!! Que rica…¡Joder! grita mientras disfruta de una doble penetración espectacular. Estamos flipando con Carla Crosh en este pollazas de goma, pero aún queda lo mejor y el regalito final viene en forma de piña… de granada de mano… un pedazo de plástico como un puño de grueso, Carla le echa mano mientras asegura “Joder, que gordo” pero su coño está tan sumamente húmedo que apenas le cuesta metérselo prácticamente entero.

Los gemidos de Carla se elevan por momentos, es asombroso contemplar como una mujer puede llegar a disfrutar tanto con unos simples juguetitos de goma, el ¡Chof!¡Chof! de su coño empapado nos da una ligera idea de lo bien que se lo está pasando. ¡Qué gran pollazas de goma!

Titulo Original: Extremas penetraciones con Carla Crosh y nuestros consoladores gigantes.
Duración de la escena porno: 12:00 minutos.
* Si quieres tener acceso a todos los vídeos en HD y descargarte todos los vídeos hazte SOCIO VIP desde 2 euros por dos días.

Actriz Porno: Carla Crosh

Carla Crosh probando unos consoladores gigantes