Tócame el chocho con alegría jefe


Tócame el chocho con alegría jefe

Esta vez vamos a hablar sobre una chica a la que le gustaba mucho decir vulgarmente “Tócame el chocho” cuando se le decía algo que no le gustaba, se sentía contrariada o se sentía ofendida. Su nombre era Luisa, una chica joven de 19 años, Morena, Bajita, de ojos verdes con unas tetas bonitas y un chocho peludo muy húmedo.

Un día se encontró a un tío por la calle de camino a casa que le pidió un euro para coger el autobús y ella le respondió con un “Tócame el chocho”. El hombre que era emigrante quedo sorprendido ya que no había entendido la expresión y dijo: “Como guste señorita”. Cogió su mano y la metió rápidamente entre los vaqueros y las bragitas de esta chica.

Luisa: ” ¿Pero que esta haciendo?”

Se escucha por abajo “Ploff Ploff” al ritmo que le metía los dedos en su chocho húmedo.

Emigrante: “Lo que me ha pedido ” “Ya dejo de tocárselo como guste”

Luisa: “Ahh mi chocho umm” “Si se le ocurre volver a tocarme lo denuncio” “Fuera de aquí”

El pobre emigrante salio corriendo sin saber todavía lo que le había pasado exactamente.

Cuando llego a casa Luisa, pensó en llamar por teléfono a su mejor amiga para contarle lo que le había pasado, pero pensó que mejor llamar a Rodrigo su Ex ya que su amiga era muy chismosa y se enterarían todos sus amigos de lo sucedido.

En la conversación telefónica:

Luisa: “Rodrigo tengo un problema” “Me ha pasado algo vergonzoso”

Rodrigo: ” Tan grave es” “Voy para ya y me cuentas”

Cuando llega Rodrigo a casa de Luisa. Ella le cuenta la historia y Rodrigo le comenta que es normal que es muy mal hablada y debe corregir ese lenguaje.

Rodrigo: “Lo primero que debes de hacer Luisa es olvidarte de decir “Tócame el chocho” de la forma en que lo dices es normal que te pasen estas cosas”

Luisa” No se como hacerlo” “Me siento tan avergonzada”

Rodrigo: “Te voy a proponer un juego, que ademas te ayudara a obviar esa expresión tan desagradable”

Luisa” Lo que haga falta pero vamos a solucionarlo ya”

Rodrigo: “El juego consiste en que en una semana si se te escapa esa expresión deberás facilitar a esa persona a que lo haga bajándote incluso las bragas o el tanga.

Luisa: “¡Pero Rodrigo!

Rodrigo: “No te preocupes mujer así lo evitaras y dejaras de decirlo”

Se fue Luis, se quedo sola en casa y se puso a pensar… umm este Rodrigo que me toque el chocho un rato. Como lo había pensado deicidio practicar lo que debería hacer a partir de ahora si decía esa expresión. Se bajo los vaqueros, las bragas y se puso a tocarse ella misma el chocho en el sofá. Ese coño húmedo que siempre esta caliente umm.

Al día siguiente por la mañana se choco contra un viejo en medio de la calle porque llegaba tarde al trabajo y le dijo: “Tócame el chocho vejestorio” y siguió su camino… al darse cuenta de lo que había dicho fue en busca del anciano. Y le dijo: “Espere no se vaya” Ese día Luisa se había puesto una falda muy mona. Se bajo las bragas y le dijo al viejo que metiera la mano en su chochete que lo tenia húmedo y que le iba a gustar.

Viejo “Ahora vas a ver zorra a quien llamas tu vejestorio” *Le toco el chocho y me metió casi todos los dedos de la mano.

Viejo:¿Te gusta así zorra?

Luisa: “Si muchas gracias por tocarme el coño”

Mas tarde llego al trabajo y el jefe le pidió unos informes.

Jefe: “Luisa, tiene ya los informes que te pide ayer”

Luisa”Tóqueme el chocho” “No me ha dado tiempo a hacer los informes”

Jefe: “¿Como me habla así? Venga usted a mi oficina que le preparo el finiquito queda usted despedida”

Se va Luisa a la oficina del jefe y su jefe le dice que se siente.

Pero ella se quita la falda, se baja las bragas y se sube encima de la mesa mientras el jefe esta con la boca abierta.

Jefe: “¿Luisa que esta haciendo?”

Luisa: “Lo que le decía jefe, que puede tocarme el chocho todo lo que quiera mientras termino los informes.”

El Jefe se pone a meterle mano al chocho y a chupárselo mientras ella gime de placer.

Jefe: Muy bien señorita.. a partir de ahora me deberá dar estos servicios especiales si quiere seguir trabajando en esta empresa.

Luisa: Sera un placer jefe mi chocho es suyo, me encanta que me toquen el chocho.

A partir de hay Luisa se convirtió en la puta de la empresa. No había empleado que no había disfrutado de su chocho de alguna manera, Luisa era feliz con su nuevo rol en su trabajo.

A la semana le llama su ex Rodrigo para ver si había solucionado su problema.

Rodrigo: “¿Qué tal Luisa a que los has conseguido?”

Luisa” Tócame el chocho, tocamelo mucho”

Rodrigo: “¿Pero estas de broma?”

Luisa ” No, me encanta que me lo toquen” “Sobre todo en el trabajo”

Rodrigo: ¿En el trabajo?

Luisa: “Si ahora soy la puta de la empresa y me tocan todos los días el chocho y yo hago otras cosas además”

Rodrigo ” Estas loca”

Luisa: “Esta semana me depilan el chocho para que me lo puedan chupar mejor y me ponen dos piercing a los lados para poder abrírmelo mejor y me ponen un Dio para reducir el gasto en preservativos de la empresa. Además la empresa me ha regalado un consolador bien grande para cuando no me toquen el chocho y un montón de juguetes para que juegue en el trabajo. ¿No es genial?

Rodrigo “Tienes que ir al psiquiatra tu no estas bien”

Luisa “Ahora mi vida es genial” “Mucho mejor que cuando estaba contigo” “Me tocan, me chupan y me follan todos los días el chocho varias veces” “Disfruto con mi trabajo, ¡hasta nunca!”

Rodrigo “Lui..”

Luisa ya nunca volvió a ver a Rodrigo. Y dejo de lado a sus amigas y conocidos. Ahora solo quería que le tocaran el chocho ya sea en el trabajo o en la calle. Años después cuando la empresa cerro, se dedico a abrirse de piernas para cualquier extraño. Le dejaba que le hicieran de todo por cuatro duros. Bueno quizás perdiera un poco la cordura Luisa, pero y lo que disfruto de su cuerpo…. XD

Jaja espero que os haya gustado esta historia que como os podéis imaginar es ficticia, una perversión sin duda, espero que os haya gustado.

Autor: PussyLove
Fecha de publicación: 27 de agosto del 2013.

Tócame el chocho con alegría jefe:

Tócame el chocho con alegría jefe